Bienvenidos a nuestra Editorial!
WhatsApp Ventas: +51 973 889 434

Desde que el género humano se rindió al apetito, la complacencia propia ha seguido aumentando, hasta el punto de que la salud ha sido sacrificada sobre el altar del apetito.  CRA (1975)

Una de las más fuertes tentaciones a que el hombre tiene que hacer frente es la del apetito. En el comienzo el Señor hizo al hombre recto. Fue creado con una mente del todo equilibrada, y el tamaño y la fuerza de todos sus órganos estaban plena y armoniosamente desarrollados. Pero debido a las seducciones del artero enemigo, la prohibición de Dios fue desatendida, y las leyes de la naturaleza exigieron su completo castigo…Desde la primera vez que el género humano se rindió al apetito, la complacencia propia ha seguido aumentando, hasta el punto de que la salud ha sido sacrificada sobre el altar del apetito. Consejos sobre Régimen Alimenticio pág 173. (1975)

Agregar Comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados *