Bienvenidos a nuestra Editorial!
WhatsApp Ventas: +51 973 889 434
Colesterol en sangre y dieta

El colesterol en la sangre es un importante indicador del riesgo de contraer alguna enfermedad. La gran pregunta es: ¿de qué modo afectan los alimentos al colesterol en sangre? Para decirlo en pocas palabras, los alimentos de origen animal estaban correlacionados con niveles crecientes de colesterol en sangre. Por el contrario, prácticamente sin excepciones, los nutrientes de los alimentos vegetarianos estaban asociados con niveles decrecientes de colesterol en sangre.

Existen varios estudios realizados con animales de laboratorio y también con humanos, que han demostrado que consumir proteínas de origen animal aumenta los niveles de colesterol en sangre.15-18 Las grasas saturadas y el colesterol ingeridos a través de la dieta también aumentan el colesterol en sangre, aunque estos nutrientes no son tan determinantes como lo es la proteína animal. En contraste, los alimentos vegetarianos no solo no contienen colesterol sino que además, de diversas formas, ayudan a reducir la cantidad de colesterol producida por el cuerpo. Estos datos concuerdan con los hallazgos de El estudio de China..

La relación de estas enfermedades con el colesterol en sangre resultó asombrosa porque, en comparación con los estándares norteamericanos, los valores correspondientes al colesterol en sangre y al consumo de alimentos de origen animal eran muy bajos. En las regiones rurales de China, la ingesta de proteínas animales (para el mismo individuo) es de un promedio de solo 7.1 gr/día, mientras que en Estados Unidos la media asciende a nada menos que 70 gr/día. Para poner las cosas en perspectiva, tres nuggets de pollo de McDonald’s contienen 7 gramos de proteína animal. Habíamos previsto que cuando el consumo de proteínas animales y los niveles de colesterol en sangre fueran tan bajos como los de la China rural, no se producirían más asociaciones con las enfermedades occidentales. Pero estábamos equivocados. Incluso estas pequeñas cantidades de alimentos de origen animal en las zonas rurales chinas aumentaban el riesgo de contraer dolencias occidentales.

Estudiamos los efectos de la dieta sobre los diferentes tipos de colesterol en sangre y observamos los mismos efectos drásticos. El consumo de proteínas animales estaba asociado con niveles cada vez más altos de colesterol “malo” en sangre, mientras que el consumo de proteínas vegetales correspondía a niveles cada vez menores del mismo tipo de colesterol.

Consulta con cualquier médico cuáles son los factores alimentarios que pueden afectar a los niveles de colesterol y lo más probable es que mencione las grasas saturadas y el colesterol de los alimentos. En las últimas décadas, es posible que algunos incluso indiquen que la soja o los productos ricos en fibra pueden disminuir el colesterol, pero pocos afirmarán que las proteínas animales tienen algo que ver con los niveles de colesterol en sangre.

Siempre ha sido así. Durante un año sabático en la Universidad de Oxford, asistí a algunas conferencias sobre los efectos de la dieta en las enfermedades cardíacas que uno de sus profesores de medicina más afamados daba a los alumnos de esa disciplina. El profesor mencionaba una y otra vez los efectos adversos de la ingesta de las grasas saturadas y del colesterol para las cardiopatías coronarias, como si fueran estos los únicos factores alimentarios que era necesario destacar. No estaba dispuesto a admitir que el consumo de proteínas animales se relacionaba con los niveles de colesterol en sangre, a pesar de que en esa época ya existían abundantes evidencias de que las proteínas animales se relacionaban más estrechamente con el colesterol en sangre que las grasas saturadas y que el colesterol consumido a través de la dieta. Como muchos otros, su fe ciega en el sistema no le permitía incorporar nuevas ideas. Esto me llevó a reflexionar sobre el hecho de que tener una actitud abierta no era un lujo, sino una necesidad.


Fuente: El estudio de China de T. Colin Campbell y Thomas M. Campbell II. El estudio más completo jamás realizado sobre nutrición.

Agregar Comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados *