Bienvenidos a nuestra Editorial!
WhatsApp Ventas: +51 973 889 434
Los bichos en tu barriga ¿importan?

Quizá no hay mejor palabra para describir a los microorganismos que viven en tus intestinos que ayudan a la digestión que superhéroes. Aunque se ha estimado que al menos 10 000 de especies distintas cohabitan en los intestinos humanos, algunos expertos afirman que esa cifra puede superar las 35 000. Finalmente están surgiendo nuevas tecnologías que ayudarán a los científicos a identificar todas estas especies, muchas de las cuales es imposible cultivar en un laboratorio siguiendo métodos tradicionales.

Para los fines de esta discusión, nos enfocaremos en particular en las bacterias, las cuales comprenden la mayoría de los microbios intestinales, junto con las levaduras, virus, protozoarios y parásitos eucarióticos que también desempeñan papeles importantes para la salud. Las bacterias son, por mucho, las principales implicadas en colaborar con tu fisiología, sobre todo con tus funciones neurológicas. En conjunto, las bacterias contenidas en tus intestinos pesarían entre 1.3 y 1.8 kilogramos, más o menos lo mismo que tu cerebro (de hecho, las bacterias que desechas representan la mitad del peso de tus heces).

Si recuerdas tus clases de biología de la preparatoria donde te enseñaron sobre el sistema digestivo, sabrás que durante la digestión los alimentos se descomponen en nutrientes que el cuerpo absorbe. Seguro leíste sobre los ácidos y enzimas estomacales, así como sobre las hormonas que colaboran en el proceso. Es probable que tuvieras que memorizar la ruta que sigue un bocado cualquiera desde que entra por la boca hasta que sale por el ano. Incluso es posible quete hayan enseñado como entra la glucosa, una molécula de azúcar, a las células para ser utilizada como fuente de energía. Pero estoy casi seguro de que nunca oíste hablar del auténtico ecosistema que vive en tu tracto digestivo y que básicamente dirige todos los sistemas corporales. Tampoco creo que te hayan preguntado en lo exámenes sobre las bacterias intestinales cuyo ADN tiene un impacto mucho mayor en tu salud que tu propio ADN.

Sé que suena descabellado, como una historia de ciencia ficción. Es difícil de creer, pero las investigaciones son incuestionables: los bichos en tu barriga podrían ser considerados un órgano corporal independiente. Además, son tan vitales para tu salud como tu corazón, tus pulmones, tu hígado y tu cerebro. Los hallazgos científicos recientes señalan que la flora intestinal (microbioma) que habita en los delicados pliegues de tus muros intestinales:

  • Colaboran en la digestión y la absorción de los nutrientes.
  • Crea una barrera física contra los potenciales invasores, como bacterias dañinas (flora patógena), virus nocivos y parásitos perjudiciales.
  • Actúa como máquina desintoxicante. Los bichos intestinales intervienen en la prevención de infecciones y fungen como línea de defensa frente a muchas toxinas que logran llegar a los intestinos, es decir podría ser considerada un segundo hígado.
  • Influye enormemente en la respuesta del sistema inmune. Son el órgano más grande de este sistema. Asimismo, las bacterias educan y apoyan al sistema inmune al controlar ciertas células inmunitarias y prevenir la auto inmunidad.
  • Produce y libera enzimas y sustancias importantes que intervienen en tus procesos biológicos, así como sustancias químicas benéficas para el cerebro, incluyendo vitaminas y neurotransmisores.
  • Te ayuda a manejar el estrés gracias al efecto que tiene la flora en tu sistema endocrino.
  • Influye en que descanses bien por la noche.
  • Ayuda a controlar las respuestas inflamatorias del cuerpo, las cuales a su vez intervienen en el riesgo de desarrollar casi cualquier enfermedad crónica.

Como puedes ver las bacterias buenas que viven en tu tracto digestivo no son invasoras que disfrutan de la comida y de la vivienda gratis. Intervienen en el riesgo de desarrollar no solo trastornos cerebrales y enfermedades mentales, sino también cáncer, asma, alergias alimenticias, trastornos metabólicos, como diabetes y obesidad, y enfermedades auto inmunes, puesto que influyen directa e indirectamente en distintos órganos y sistemas del cuerpo. En pocas palabras ellas están a cargo de tu salud.


Fuente: Alimenta tu cerebro del Dr. David Perlmutter  Kristin Loberg, #1 New York Times Bestseller. El sorprendente poder de la flora intestinal para sanar y proteger tu cerebro de por vida.

Agregar Comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados *